Cuando nos planteamos un objetivo, muchas veces cometemos el error de exigirnos demasiado queriendo dar el 100% todo el rato,  y claro, cuando fallamos, aunque sea un poco,  nos sentimos fatal con nosotros mismos.

Está claro que es muy difícil estar siempre al 100% , por lo que tenemos que darnos siempre un margen de tregua . Esto, aunque parezca una tontería, nos ayudará muchísimo a llevarlo mejor y de una manera mucho más equilibrada. Todos sabemos que los extremos son malos.

Entonces, imaginemos que nuestro objetivo es llevar una dieta saludable, cambiar de una forma radical nuestra alimentación de la noche a la mañana, así de golpe y porrazo,  nos costará mucho más, y lo más seguro es que acabemos por no conseguirlo. ¿Y si en vez de ser tan radicales, nos conformamos con un 80% de alimentos saludables  y un 20% para lo que queramos? ¿A qué suena mejor, y más alcanzable? Además, con el tiempo, nuestro cuerpo se irá acostumbrando a una dieta mayormente saludable y el porcentaje “menos saludable” se podrá ir reduciendo aún más y con mayor facilidad.

“La clave es lograr el equilibrio sin necesidad de castigarse”_ Miranda Kerr 

Esta filosofía se puede aplicar a cualquier área de nuestra vida y utilizar los porcentajes que consideremos que se adapten lo mejor posible a nuestra situación personal.

Aquí os dejo dos ejemplos:

  1. Utilizando el ejemplo anterior “Llevar una dieta saludable”; si hacemos 3 comidas al día significa que haríamos en total 21 comidas a la semana (7días x 3comidas/días = 21 comidas/semana), el 80% representaría 17 comidas saludables, teniendo un margen de 4 comidas a nuestro antojo (20%). ¿A qué se ve más alcanzable? 
  2. Otro ejemplo podría ser “estar en forma”; si para nosotros el 100% sería hacer deporte todos los días mínimo 1 hora, siendo un total de 7 horas a la semana, utilizando esta regla del 80/20 podríamos plantearnos hacer 5 días de la semana 1 hora de deporte, dándonos una tregua de 2 días de descanso. Si consideramos que al principio 5 días es mucho, ajustémoslo, como he dicho anteriormente, es importante establecer los porcentajes que más se ajusten a nuestra situación. 

¡únete a la filosofía 80/20  y concédete  treguas! Lo importante es estar a gusto con uno mismo y no exigirse demasiado.

BANNER NEWSLETTER MAS PEQUEÑA