En el máster de Coaching y Gestión del Talento que curse, entre las múltiples enseñanzas que allí me dieron, destaca un ejercicio de PNL (programación neurolingüística) que me impactó, no solo por su sencillez sino por su gran utilidad y eficacia. Para mí, supuso un antes y un después en la forma de gestionar conflictos en mis relaciones personales.

Hoy quiero compartir con vosotros este ejercicio llamado, “El Metaespejo (4 Posiciones Perceptivas)”.

El fin de este ejercicio es ver las cosas más allá de nuestra posicióndesde diferentes puntos de vista y con más opciones. Es tremendamente útil para comprender mejor los conflictos que nos puedan surgir durante nuestras relaciones con otras personas, ya que nos ayuda a sacar mejores conclusiones, a hacer aprendizajes y sobre todo, a ver las cosas desde otras “ventanas” para poder sacar conclusiones  más objetivas y racionales.

Este ejercicio fue creado por el experto en PNL Robert Dilts con el fin de ayudar a “acercar” posiciones, es decir, nos ayuda a ver y reflexionar desde diferentes perspectivas, los conflictos que nos puedan surgir, durante nuestras relaciones personales.

Robert Dilts va más allá y,  en honor  a la verdad, reserva la  cuarta Posición Perceptiva para hacer algunos cambios: reflexionar y sacar conclusiones de cualquier conflicto que nos pueda surgir durante nuestras relaciones con las personas.

No me enrollo más y aquí os dejo las instrucciones para llevarlo a cabo:

Empezamos por preparar lo necesario para la realización del ejercicio:

  • Un sitio tranquilo, donde no nos interrumpan.
  • Cuatro folios o posits. (recordar que el ejercicio se llama 4 Posiciones Perceptivas)
  • Y no mas de  20-30 minutos, de nuestro tiempo.

Aquí os dejo los pasos a seguir para su realización:

 1. Elige el conflicto que te gustaría resolver. Tiene que ser una situación conflictiva con otra persona, como por ejemplo una conversación que te haya molestado, un malentendido etc.

2. Escribe en cada folio o posit “posición 1”, “posición 2”, “posición 3” y por último “posición 4”

3. Coloca los folios de la siguiente manera:

  •  Posición 1 y 2 juntas.
  •  Posición 3 en frente de las posiciones 1 y 2.
  •  Posición 4 detrás de la posición 3 (la posición 4 es la que está más alejada).

4. Sitúate en la posición 1. Esta posición corresponde a tu punto de vista propio, es decir, “tu posición”. Desde aquí, imagina que en el sitio marcado como “posición 2” se encuentra la otra persona. Recuerda lo que pasó lo más detalladamente posible y observa; ¿qué hace él o ella? ¿cómo se comporta?¿qué dice? ¿cómo te lo dice?

Cierra los ojos y recuerda qué sucedió con esta persona: sus palabras, sus gestos, sus actitud, etc.

Pregúntate ¿qué sientes y piensas al observar a esta persona (posición 2)?

Ponle un nombre a su comportamiento, a ese comportamiento que te molesta o afecta.  ¿Cómo lo llamarás? “inflexibilidad” “insensible” “incongruente”

 5. Ahora sal de de la posición 1“interrumpe el estado”. Esto es muy importante para pasar al siguiente paso y no verte todavía involucrado en la posición 1. Aquí puedes moverte, contar los objetos de determinado color que hay en la habitación u cualquier otra cosa que haga que te desconectes al tomar un breve descanso mental

6. Sitúate en la posición 2. Esta posición corresponde al punto de vista de la otra     persona. Como si fueras esa persona, desde su posición, observa  la persona que se encuentra en la posición 1 (tú mismo). ¿Qué hace esa persona? ¿Cómo se comporta?   ¿Qué dice?  ¿Cuál es su actitud?

Pregúntate: ¿qué siento y pienso al observar a esta persona? ¿Cuál es mi reacción ante su comportamiento?

Ponle un nombre a su comportamiento (es decir, el tuyo), a ese comportamiento que te molesta o afecta.  ¿Cómo lo llamarás? “inflexibilidad” “insensible” “incongruente”

7. Interrumpe el estado

8. Sitúate en la posición 3. Esta es la posición del “observador”, una persona que está         viendo las cosas desde fuera de manera independiente  y objetiva sin estar involucrado.             Observa detenidamente y con el más detalle posible desde esa posición: ¿qué hacen esas  personas? ¿Qué se dicen? ¿Cómo se comportan? ¿Cuáles son sus reacciones? ¿Sus actitudes?

Aquí es muy importante que trates de no juzgar y ver las cosas de la manera más objetiva posible.

Ponle un nombre a su comportamiento.

9. Interrumpe el estado.

10. Sitúate en la posición 4. La posición más alejada. Esta posición sería como la del balcón en un teatro donde la perspectiva es más panorámica.

Observa y compara tus sensaciones, observaciones y reflexiones de la 1 posición (tu posición) con la 3 posición (la del observador).  Reflexiona sobre las conclusiones. ¿Ha cambiado la manera de ver las cosas desde la posición 1?

11. Vuelve a la 2 posición: Después del trabajo de reflexión de las diferentes posiciones         pregúntate; ¿Ha cambiado  la situación? ¿Qué ha cambiado? ¿Cómo ha cambiado? ¿Puedo comprender mejor la posición 1?

12. Termina el ejercicio volviendo a la 1 posición y repite esas preguntas ¿Ha cambiado la situación? ¿Qué ha cambiado? ¿Cómo? ¿Puedo comprender mejor la posición 2?

Probablemente las sensaciones que tenías la primera vez que te situaste en la primera posición son diferentes de las que tienes la última vez que te situaste en la posición más alejada, desde otra panorámica.

Espero que este ejercicio os ayude a mejorar vuestras relaciones. ¡Os ánimo a probarlo!